Astrología Maya 101

Por Horoscopo.com

Miércoles, 11 de Julio de 2018

Astrología Maya 101

El entendimiento de la cultura Maya y el significado detrás de su calendario.

La noche es fresca, las estrellas están fuera y la Luna tiene un halo dorado. En las horas de oscuridad que marcan la Rueda Sagrada, los incendios en el pueblo maya se han extinguido y roto toda la cerámica.

Las mujeres y niños han sido encerrados para que no se vuelvan animales salvajes o ratones. Los ojos mayas esperan a que las Pléyades crucen el centro de los cielos como señal de que el mundo continuará por otros 52 años. Es natural que los corazones y las mentes que esperaban juntos en la noche de la Rueda Sagrada también se dediquen por separado a la enmienda, el perdón y en los votos de renovación para acoger las décadas que se aproximan.

La Ronda Sagrada es parte del Calendario Maya. El 21 de Diciembre marca la finalización de 104,000 años – como parte de cuatro Grandes Círculos Mayas y la semilla del momento del Gran Año que dura unos 26,000 años más.

El antiguo calendario es un mandala – de froma circular. “El principio es el centro, en el que se encuentra la eternidad; y es el eterno ahora, su propia brújula.” (José Argüelles). En este sentido, no hay fin, no fin de calendario… sólo un nuevo comienzo. El Gran Ciclo antiguo simboliza la evolución, algo más complejo, pero en mejor forma.

¿Puedes sentirlo en el aire? No, no me refiero a las predicciones del fin del mundo, sino a la sensación de que éste va a ser un año importante en tu vida. Se trata de una potencial renovación, un tiempo para perdonar y abrazar el futuro. Tu VAS a cambiar. Muchas de las personas que te rodean también lo harán debido a una mayor conciencia de que lo que tenemos es muy valioso. Como se dieron cuenta nuestros ancestros, la idea de pérdida no sólo replantea la conciencia, sino también el agradecimiento por todo lo que tenemos, somos y seremos.

Recuerda tiempos pasados, años como 999 o 1999 fueron tiempos agitados en lo que los rumores de Fin de Mundo prevalecieron. La gente fue víctima de destrucción, caos y mártires de aquellos que se aprovechan del miedo. Y cada vez que esto ha ocurrido, nos despertamos al amanecer de un nuevo día. El pasado nos ha enseñado que el mundo va a continuar.

Referencia: Muriel Porter Weaver (en “The Aztecs, Maya, and Their Predecessors: Archeology of Mesoamerica” – 1972).