¿Ganarás o perderás en tu siguiente relación?

Por Horoscopo.com

Miércoles, 11 de Julio de 2018

¿Ganarás o perderás en tu siguiente relación?

Cómo predecir lo que tu siguiente relación tiene reservado para ti…

A todos nos gustaría tener la habilidad de poder ver el futuro para saber lo que se aproxima, sobre todo cuando se trata de amor y romance. Con la ayuda de tu propia Carta Natal y la de tu amante o potencial amante, tienes acceso a una gran cantidad de información disponible que te liberará algunos secretos.

Pero incluso antes de llegar a la etapa del gráfico natal, un gran problema podría ser tu negativa a escuchar a esa voz interior en la parte trasera de tu cabeza cuando estás a punto de cometer un error de relación. Cuando no la escuchas, podrías terminar en una historia de amor que te enseñe mucho sobre la necesidad de confiar en tu guía interior.

Volviendo a las Cartas Natales. Primero tienes que evaluar tu capacidad de disfrutar de una buena relación. Si es que hay aspectos astrológicos negativos afectando la Séptima Casa en tu Carta Natal, este podría ser un indicador de que vas a aprender de casi todas las relaciones en las que te involucres. ¿Cómo se ve la Séptima Casa de tu amante? ¡Ten honestidad si es que quieres evitarte cualquier molestia!

Hay que tener en cuenta que no son sólo los principales planetas los que podrían suscitar todo tipo de cuestiones que pudieran poner a prueba nuestra paciencia y comprensión. Todos los planetas y sus relaciones a lo largo de la carta son igualmente importantes.

Si tu Luna y la de la otra persona están en conflicto, podría ser muy difícil sentir comodidad en la presencia del otro. Lo que hace sentir cómodo a uno podría hacer al otro muy incómodo. Lo mismo ocurre con otros aspectos interrelaciones, tales como la cuadratura ente los Mercurios de ambas personas, Mercurio en cuadratura con Marte, el Venus de uno en cuadratura u opuesto al Saturno del otro, entre otros aspectos más. Cualquiera de estos puede causar una pérdida en la relación. Si tienes uno o más de estos aspectos apareciendo a lo largo de tu carta, piensa cuidadosamente antes de involucrarte. Es posible que otras áreas de la relación compensen esto, pero a menudo son los pequeños hábitos molestos que exhibe un amante los que realmente acaban por molestarte.

Otra influencia importante es cuando el Saturno de una de las tablas se encuentra en el Descendente de la otra carta y por lo otro tanto se opone al Ascendente. ¡Esto puede hacer que una relación sea muy difícil con una curva de considerable aprendizaje! El mejor consejo en este caso sería no enneciarse en quedarse en esta relación, ya que puede ser una experiencia de relación bastante miserable. Lo mismo puede pasar si Plutón, Urano o Neptuno, los otros miembros de los “cuatro grandes planetas”, están sobre el Descendente.

Puede ser igualmente difícil si alguno de estos planetas en el gráfico de la pareja está en conjunción con el Ascendente. La auto-expresión puede ser agobiante, y como resultado, podrían encontrar dificultades para hacer valer su individualidad.

Si hay una gran cantidad de aspectos interrelaciones con Plutón o Saturno, la relación podría volverse una lucha de poder y nunca fluir bien y crecer. El miedo y la manipulación podrían causar la pérdida del amor en vez de crecimiento y alegría. Puedes probar salir a algunas citas, pero no te comprometas a nada. Podría serte difícil salirte una vez que te hayas metido.

Por último, también ayuda analizar los distintos tránsitos en curso, especialmente aquellos en turno en el momento en el que se conocieron y en los días, semanas y meses posteriores. Trata de no involucrarte demasiado alrededor de la época de un Eclipse. No te comprometas hasta una semana después. Si un Eclipse le sigue a otro, espera hasta que ambos se hayan terminado antes de decidir si quieres seguir adelante con la relación.

Si la relación comienza cuando Neptuno esté en tu Descendente, es posible que desees pensarlo dos veces, ya que esto sugiere que podrías estar a punto de aprender cómo evitar caer en una historia triste y terminar en una relación de dependencia. Lo mismo puede decirse de Plutón, Saturno y Urano.

Vale la pena escuchar a tus sentimientos y analizar las cartas antes de hacer algún movimiento. ¡De este modo, se puede evitar tener que volver a aprender de los errores de relaciones pasadas una y otra vez!