Tu propia ofrenda para día de muertos

Por Horoscopo.com

Miércoles, 11 de Julio de 2018

Tu propia ofrenda para día de muertos

Calacas, veladoras, altares, dulces, pan, y muchos, muchos colores. A diferencia de Halloween, la celebración del Día de Muertos tiene un origen que va más allá de solamente disfrazarse. La tradición data desde tiempos prehispánicos que finalmente tomó carácter religioso cuando la cultura española entró a lo que se conoce ahora como Latinoamérica.

Las ofrendas y rituales tan coloridos que se ven en esta celebración tienen el propósito de darles la bienvenida a los muertos de la familia que pasaron a mejor vida. Se cree que el 1 y el 2 de Noviembre, los muertos regresan a sus casas a visitar a sus familiares y a comer el pan de muerto, las claveritas de dulce y a tomar las bebidas que se les brindan en las ofrendas.

Todas las culturas que conocemos alrededor del mundo le otorgan un ritual a la muerte con el fin de otorgarles bienestar a los ancestros y darle continuidad al linaje. Pero además de visitar los panteones en dónde se encuentran tus muertos, adornar su tumba con flor de cempaxúchitl, encender incienso en el altar y hornear o comprar pan de muerto, ¿qué hacer si quieres llegar más allá del típico festejo y ponerte en un contacto más cercano con tu muertito?

A veces cuando vemos que el rito o la ofrenda es la misma a dónde quiera que volteamos, sentimos que la nuestra no tiene mucho de especial. Aquí te proveemos con costumbres que otras culturas han utilizado si es que quieres darle un giro especial a tu ofrenda hacia personas especiales que hayas perdido recientemente o hace mucho tiempo.

Maya
En esta cultura considerada como una de las más vanguardistas en el mundo prehispánico, el rojo era el color de la muerte y del renacimiento; y la muerte era solo una continuación de la vida aquí en la tierra. Por lo que si vas a visitar al panteón a alguien que haya fallecido recientemente, el color rojo que le aportes a tu vestimenta o a tu ofrenda le ayudará a pasar de una vida a la otra.

Mexica
En la enigmática cultura Mexica, se acostumbraban los cantos poéticos hacia los muertos. Esta sería una excelente forma de expresarte si es que no tuviste la oportunidad de comunicarle algo a alguien antes de su fallecimiento. ¡Escríbele un poema o cántale una canción a tu muertito! No lo tienes que hacer en frente de nadie si es que te da pena. Además, es una terapia muy buena en la que puedes liberar los sentimientos que se relacionen con tal muerte en específico.

China
Si la persona que murió era muy pobre o tuvo bastantes dificultades económicas en esta vida, ¡todavía le puedes ayudar! En China, la festividad dedicada a los muertos llamada Ching Ming, tiene como tradición quemar dinero cerca de la tumba de un muerto, el cuál le ayudará a sobrevivir en la vida después de la muerte. De la misma manera, los chinos creen que vaciar vino sobre su tumba alejará a los malos espíritus.

Japonesa
Durante el festival que los japoneses tienen para sus difuntos llamado Obon, se acostumbra poner linternas de papel en un río cercano con el fin de iluminar el camino para el retorno de los espíritus a sus antiguos hogares. Tal costumbre también simboliza el final de su visita anual, la cuál en Japón dura tres días durante el verano. Esta misma celebración también incluye fuegos artificiales, pero incorporar esta costumbre sería demasiado, ¿no crees?

Cualquiera que sea la ofrenda, el rito, rezo, costumbre u oración que hayas elegido como homenaje al ser querido que hayas perdido, lo importante es hacer aquello que te haga sentirte cerca de tal. Otra opción es repetir las actividades que solían hacer juntos. La única advertencia es que revivir el pasado de esta manera podría resultar ser contraproducente si su muerte fue muy reciente. De lo contrario, hasta puede que te de felicidad estar en el mismo lugar en el que alguna vez compartieron experiencias e importantes sentimientos.