¿Destello psíquico o coincidencia?

Por Horoscopo.com

Miércoles, 11 de Julio de 2018

¿Destello psíquico o coincidencia?

Determinando si se trata de una casualidad o si realmente puedes ver el futuro.

Es como un fuerte sentimiento en la boca de tu estómago. Cuando piensas en una de tus amistades justo antes de que te llame por teléfono. Un sentimiento de miedo cuando no parece haber nada presente que pudiese provocarlo. Una oleada de enamoramiento a primera vista de un futuro amante. Todos experimentamos momentos psíquicos que parecen locamente sorprendernos y que nos proporcionan emocionante material para contar historias, pero ¿cómo distinguir la diferencia entre lo sobrenatural y una mundana coincidencia?

Las coincidencias están sobrevaloradas. Como una sabia anciana que a menudo me dice, en su suave acento sureño, “no hay completas coincidencias”. Ella quiere decir que la coincidencia es un punto discutible. Es una construcción del cerebro izquierdo, la mente lógica que trata de explicar algo a lo que se debe prestar atención. De hecho, algunas formas de adivinación e interpretaciones de augurio dependen por completo de la existencia de “coincidencias” para ser entendidas.

Un fenómeno comúnmente llamado “números ángel” es cuando ciertos números repetidos son notados por un individuo a lo largo del día. Por ejemplo, si te despertaste el Sábado a las 11:11 am, fuiste a la tienda a comprar algo y la compra que hiciste salió a exactamente $11.11, y luego más tarde esa noche se te ocurre mirar el reloj de nuevo justo a las 11:11 pm. Ese número -11- sería considerado un “número ángel”. Algunos creen que ese tipo de coincidencia es la forma en la que los ángeles tratan de llamar tu atención.

Entonces, la interpretación del número se podría descifrar con la tradicional numerología pitagórica sumando los dígitos hasta producir un número entero entre 1 y 9, para después buscar el significado para ese día dentro de ese número.

Agregando a la importancia de no descartar las coincidencias está el hecho de que el verdadero destello psíquico es casi siempre la primera impresión de una persona, evento o situación. La mente se mueve tan rápidamente que el destello psíquico es inmediatamente atacado por varios pensamientos restándole probabilidad o distrayendo la atención de su mensaje puro.

Mientras más inusual o poco probable sea el flash psíquico, más rápidamente será rechazado – incluso aunque sea increíblemente preciso. A veces, la mente lógica acepta pero aumenta el destello psíquico de modo que ya no es lo suficientemente preciso para estar en lo cierto. ¡Es muy probable que nos convenzamos a nosotros mismo de que el destello psíquico no ocurrió!

La mejor manera de desentrañar tus pensamientos psíquicos es inmediatamente tomar nota de ellos sin hacer ningún análisis o juicio. Mantén este diario en privado para que no tengas tentación a editarlo sobre la marcha. Cada vez que te despiertes de un sueño, anótalo. Si te es posible, lleva un cuaderno pequeño contigo de modo que cualquier revelación repentina, sin importar su improbabilidad, se pueda grabar. Asegúrate de que las fechas sean cuidadosamente registradas también con el fin de notar el patrón de tus visiones o destellos.

Date el tiempo suficiente para llenar el cuaderno entero si no notas inmediatamente que tienes habilidades psíquicas. Después de que el cuaderno esté lleno, léelo y analízalo con una mente abierta. A veces, las visiones psíquicas pueden ser altamente simbólicas y ricas en información. Tal vez un sueño de un coche de juguete roto resulte en ver un accidente en la vida real en el futuro. Anota qué información parece ser extraña o coincidencia, pero definitivamente revísala de nuevo más tarde para despejar cualquier duda.

Algunos de los grandes amores han comenzado con nada más que un sentimiento previsivo, y algunas de las peores tragedias se han evitado a través de escuchar los sentimientos de temor e intuición. Incluso si reconoces la existencia de coincidencias, a veces hay una razón de por qué tales coincidencias se iniciaron en primer lugar, y un propósito detrás de tu comprensión de las mismas.