¿Son financieramente compatibles?

Por Horoscopo.com

Miércoles, 11 de Julio de 2018

¿Son financieramente compatibles?

Saber manejar el dinero es más importante que nunca – ¿está tu pareja ayudándote o perjudicándote?

Hay tantas formas de manejar y hacer mal uso del dinero como lo hay gente, pero la astrología te da algunas generalizaciones que pueden ayudarte a decidir si tu pareja piensa en el dinero de manera complementaria a la tuya.

Lo ideal sería que conocieras el Signo del Zodiaco que rige la Segunda Casa de tu pareja (la parte del cielo que rige nuestras posesiones materiales). Aunque otra manera es echarle un vistazo a la forma en la que tu pareja maneja el concepto de dinero con la ayuda de su elemento fijo – Fuego, Tierra, Aire o Agua – o su Signo Solar.

FUEGO
Las personas de Signo de Fuego son apasionadas, enérgicas, inquietas, y a menudo muy controladoras. Aries es un emprendedor nato que siempre encontrará la manera de hacer dinero y piensa que el dinero es para gastarse y será reinvertido. Leo piensa que el dinero es para gastarse también. Aunque Leo puede ganar mucho y es un gran proveedor (especialmente para los niños); siempre habrá un buen rato que pasar o una apuesta que hacer. Sagitario cree que el dinero es para utilizarse, a menudo para entretenimiento o fines de caridad; aunque la inversión es también un buen uso del dinero también. Sagitario es también muy laborioso en la búsqueda de encontrar maneras de ganar más ingresos con empresas pequeñas.

TIERRA
Los Signos de Tierra entienden la seguridad y el poder que el dinero otorga. Puede que Tauro no sea la mayor fuente de ingresos, pero a menudo es uno de los que más ahorra, invirtiendo siempre que sea posible. Virgo puede llegar a cuidar las monedas tanto como lo hace con los dólares, y se ofende por el malgasto de dinero. Este signo también es muy hábil en la detección de oportunidades de negocios que a menudo son pasadas por alto porque parecen demasiado modestas. Capricornio es extremadamente trabajador y consciente con respecto a dinero. Las inversiones y el manejo de bienes raíces son ambas habilidades naturales de Capricornio.

AIRE
Las personas de Signo de Aire ven el dinero como medio de intercambio y lo tratan como una especie de abstracción. Géminis gana lo que se necesita para todos los cambios de intereses y aventuras que mantienen la vida fascinante. Aunque tiene una mentalidad muy industrial, Géminis no suele pensar en el mañana. Libra es naturalmente indeciso y no es muy práctico que digamos, pero trabajará duro para satisfacer las necesidades de los demás, no sólo para mantener la paz, sino también para poder ofrecer cosas agradables. Acuario tiene una perspectiva amplia e idealista sobre el dinero y siente que si alguien tiene dinero, entonces todos los demás también lo tienen. Dado a que esta actitud no se encargará de pagar las facturas, Acuario puede ser tan inflexible y práctico sobre el cumplimiento de las obligaciones de dinero, presentes y futuras, como cualquier signo.

AGUA
Los Signos de Agua son personas emocionales, con opiniones cambiantes pero también arraigados prejuicios personales. Cáncer se encargará de proveer un hogar para su familia, incluso al punto de sacrificar sus metas profesionales por hacer un trabajo que aporte más ingresos que se necesiten con urgencia. Escorpión es una mezcla de extravagancia y moderación. Las pasiones escandalosas no son baratas, y a veces tienen prioridad sobre los gastos prácticos personales como la salud y la jubilación. Piscis aprecia el flujo de dinero y puede atraerlo tanto como gastarlo. Piscis también prefiere la escasez antes que privar a un ser querido. Nadie da más que un Piscis.

TODOS LOS SIGNOS
Un mal manejo de las finanzas probablemente ha arruinado tantas relaciones como infidelidades. Aun así, si crees que son financieramente incompatibles, no te desesperes. La comunicación, la voluntad de ser flexible, y el amor verdadero que se tengan el uno al otro pueden hacer magia para arreglar casi cualquier cosa. Además, puede que el dinero sea la base de nuestra economía, sociedad y vida cotidiana… pero, en realidad ¿lo es todo? Tú decides.