¿La luna te hace perder la cabeza?

Por Horoscopo.com

Miércoles, 11 de Julio de 2018

¿La luna te hace perder la cabeza?

Conforme la Luna se desplaza de su delgado creciente a su esfera completa, su influencia en nuestro cuerpo se puede sentir en formas que van desde agradables hasta dolorosas. A continuación, aprende qué tipos de alimentos pueden hacer que los efectos de la Luna Llena sean menos notables en tu cuerpo y en tu mente.

Dile Adiós a las Noches sin Sueño

Si tienes propensión al insomnio, la Luna Llena puede exacerbar tus síntomas. Sin embargo, eso no significa que necesites pasar la noche moviéndote, girando y moviendo tu almohada mientras intentas conciliar una noche de buen sueño.

Intenta estos tips para atraer el sueño:

  1. Alrededor de una semana antes de que la Luna alcance su máxima forma, empieza a aminorar tu consumo de cafeína. Puedes bien intentar tomar un café con media dosis de cafeína de la normal y substituir los refrescos que tengan cafeína con algunos que no tengan cafeína en lo absoluto. Mejor aún, ¡sólo bebe agua!
  2. Consume alimentos ricos en triptófano, como el pavo y los productos lácteos.
  3. Si meriendas antes de acostarte, mantén las porciones ligeras, como una galleta con un poco de queso crema y una taza de café descafeinado o té herbal.

Calma esa Ansiedad

La energía de la Luna cuando ésta se avecina se ha relacionado con sentimientos de ansiedad. El problema: muchos de nosotros respondemos a la ansiedad comiendo alimentos azucarados como donas de chocolate o una enorme bebida de café coronada con crema batida. A pesar de que esa combinación de azúcar y grasa puede temporalmente aliviar tu ansiedad, el sentimiento resultante puede hacer que desees aún más carbohidratos.

Prueba estos alimentos para aliviar tu ansiedad:

  1. Opta por proteínas bajas en grasa combinadas con verduras. Como una pechuga de pollo a la parrilla con rodajas de tomate salpicada con hierbas italianas para la comida. Si la cubres con aceitunas negras (una forma de grasa saludable), esta opción te dará una buena dosis de energía.
  2. Una vez más, ¡abandona el hábito de la cafeína! Café a lo largo de la mañana, un refresco con el almuerzo, espresso después de la cena… ¡toda esta cafeína te puede dar un ataque de nervios aun cuando la Luna está en su punto más delgado! Prueba un té verde bajo en cafeína en la mañana, agua a la hora de la comida y té de hierbas después de la cena para fomentar la calma en tu cuerpo.

Monitorea tu Dieta y Establece Metas Alcanzables

Algunos estudios han demostrado que cuando la Luna está Llena, tendemos a comer casi un 10 por ciento más de alimentos a lo largo del día, y un 25 por ciento más de bebidas alcohólicas.

Si sientes que una cena de tacos con cerveza están llamando tu nombre cuando la Luna está Llena, responde con estas sugerencias:

  1. Mantén un diario de alimentos. Mediante el monitoreo de los alimentos que ingieres (sí, incluyendo las cucharadas de helado que te comes de pie delante de la nevera), puedes volverte tu propio “detective de alimentos” y averiguar lo que necesitas cambiar (por ejemplo, ¡esas tres canastas de tortilla con las que acompañas tu comida en el restaurante!).
  2. Elije metas alcanzables. Muchos aspirantes a tener una buena dieta pueden pensar, por ejemplo, que las bebidas no cuentan – pero esos mocas en el café, el jugo de naranja a media mañana, y la soda del mediodía pueden sumarse hasta a 500 calorías o incluso más, dependiendo de la tamaño y tipo. Al simplemente sustituir todo esto por bebidas sin calorías, como el té verde y el agua, es fácil eliminar 500 calorías al día.