¿Los Ángeles te están cuidando?

Por Horoscopo.com

Miércoles, 11 de Julio de 2018

¿Los Ángeles te están cuidando?

La verdad acerca de nuestros seres espirituales favoritos…

¿Crees en los ángeles? Si crees, andas con buena compañía. Pero, ¿cuál es la verdad acerca de estos seres angelicales? Hay más de lo que te imaginas.

Los ángeles suelen realizar tareas específicas. De hecho, algunos dicen que el ángel viene para cierta tarea, y cuando la tarea se ha llevado a cabo, el ángel desaparece, para luego regresar cuando surge una nueva tarea.

A través de los siglos, la tradición y el dogma han asignado nombres, apariencias y roles de acción específicos a los ángeles. Por ejemplo, se dice que son siete arcángeles alrededor del Trono Celestial, pero sólo dos o tres aparecen con nombre en la Biblia, claro, dependiendo de qué Biblia se hable ya que el Corán se refiere a muchos ángeles por su nombre.

En la religión hindú hay hermosos seres celestiales llamados apsaras, dakinis y devas que bailan y distraen a los hombres sabios para asegurarse de que los dioses permanezcan supremos.

El budismo tiene bodhisattvas, seres iluminados que han alcanzado la perfección pero que se han comprometido a permanecer entre nosotros, los seres menos perfectos, hasta que todos estemos iluminados.

En Japón hay tennyo, hermosos seres femeninos con kimonos de plumas que les permiten volar entre la tierra y el cielo. Una tradición Coreana tiene seres celestiales similares llamados sunnyo. La tradición persa habla de ángeles con dos, cuatro, o seis alas. Las alas les permiten a los ángeles aparecer y desaparecer demasiado rápido para ser percibidos por el ojo humano.

Las creencias Cristiana, Judía e Islámica creen que los ángeles y arcángeles traen mensajes de Dios. En la historia de la Navidad, fue un cielo lleno de ángeles el que le advirtió a los pastores del nacimiento de Cristo. Si celebras la Navidad, puede ser que una estrella o un ángel se encuentre en la parte superior de tu árbol.

La tradición occidental nos ofrece una gran variedad de asociaciones para los cuatro arcángeles: Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel. Podemos relacionarlos con los cuatro puntos cardinales, las cuatro estaciones del año, y los cuatro elementos astrológicos.

FUEGO
Miguel es el arcángel de Aries, Leo y Sagitario. Su nombre significa “el que es como Dios”. Miguel es un guerrero, un defensor, el guerrero sagrado. ¿Será que tal suena como la pasión personificada? Él trae bondad celestial al mundo, aunque a veces lo único que vemos es la espada de fuego en su mano. En algunas tradiciones mágicas Occidentales, Miguel es el guarda la dirección cardinal Sur.

TIERRA
Uriel es el arcángel de Tauro, Virgo y Capricornio. Su nombre significa “la luz de Dios” y en el arte clásico, a menudo sostiene una linterna brillante. Uriel conduce a la gente a su destino y anima a las artes refinadas, la poesía y todas las cosas que nos mantienen civilizados y conectados a la tierra. Uriel protege a la dirección cardinal Norte.

AIRE
Para Géminis, Libra y Acuario está el arcángel Rafael. Su nombre significa “Dios curandero”. Rafael es generoso con la curación y las energías recuperativas de todo tipo. Esto incluye la creación y el permanente respeto por las tradiciones. Él es el guardián de la dirección cardenal Este, donde el Sol sale y todas las nuevas cosas comienzan.

AGUA
Para Cáncer, Escorpio y Piscis está el arcángel Gabriel. Su nombre significa “la fuerza de Dios” y hay una gran fuerza en los mensajes que Gabriel trae. Si se repite el Ave María, se repiten las palabras que Gabriel dirigió en su anuncio del próximo nacimiento de Cristo. En el Islam, se dice que la llamada a la oración se emite por Gabriel y el imam representa a Miguel. Gabriel trae justicia y poder celestial al mundo y nos revela los grandes misterios. Gabriel protege a la dirección cardinal Oeste.

Incluso si estás consciente de tu propio ángel guardián personal (muchas personas insisten en que todos tenemos al menos uno), considera esto: la Iglesia Ortodoxa de Oriente dedica todos sus Lunes del año a los ángeles.

¡Dedícale tiempo al tuyo!