Marzo es un mes de cambios radicales—y de liberación

Por Irene Cano Vilches

Sábado, 2 de Marzo de 2019

Marzo es un mes de cambios radicales—y de liberación

Este mes de marzo el principal evento que tenemos es la primera retrogradación del año 2019, que será hecha por el mensajero cósmico. Mercurio va a retrogradar desde el día 5 hasta el día 28 y además de los básicos de Mercurio retrógrado tenemos que tener en cuenta que esta retrogradación es diferente a las del año 2018 ya que va a ser en Piscis, signo de agua. Durante todo el 2018, las retrogradaciones de Mercurio fueron en signos de fuego. Cuando Mercurio retrocede en signos de fuego podemos sentir cansancio mental y nos cuesta mantener la motivación. Esta pérdida de energía también se vuelve mental y durante el período de retrogradación surgen muchas distracciones.

En cambio, con Mercurio retrogradando en signos de agua, la parte emocional toma relevancia. Puede ser un momento en el que vuelven contactos de nuestro pasado, cuando recibimos noticias de personas o de situaciones que hacía tiempo que no veíamos en nuestra vida.

Piscis es el mar, con sus corrientes marinas, que no vemos pero que sí sentimos. Y Mercurio, planeta regente de la mente, retrogradando en Piscis, nos va a traer muchos fantasmas del pasado arrastrados por la corriente. Pueden volver exparejas, principalmente si tienes algo sin resolver con esas personas. También es posible que vuelvan personas que posiblemente tengan algo en tu contra debido a que en algún momento sintieron que les heriste. En corto, todos están muy sensibles durante esta época del año, y aunque haya personas que pueden tener sed de venganza, también es un momento único para el perdón. Tanto para perdonar a quien sentimos que nos dañó y comprender que esa persona también siente y tiene sus motivaciones, como para perdonarnos a nosotros mismos.

Lee esto: Transforma tu vida al programarla con magia positiva

El segundo evento de este mes de marzo es el ingreso definitivo de Urano a Tauro, sucediendo el mismo día de la luna nueva el 4 de marzo. Urano inició su andadura por Tauro el 15 de mayo del 2018, sin embargo, durante los meses finales del año retrogradó y volvió a Aries. El ingreso de Urano a Tauro es un acontecimiento astrológico importante puesto que Urano tarda 7 años en recorrer un signo.

Durante los años en los que estuvo transitando en Aries, del 2011 al 2019, han traído grandes cambios a nivel mundial, como, por ejemplo, el ascenso de las redes sociales y de la vida “online”. También a nivel social ha significado revoluciones debido a que el clima político está calentado en la mayoría de los países. A nivel personal, supone también un cambio, ya que Aries es el signo de la identidad, del “yo soy”. Así que todos en este tiempo hemos construido –algunos en mayor y otros en menor medida– una identidad cibernética.

El signo Tauro es el signo de las posesiones materiales y la tierra. Urano transitando en Tauro cambiará nuestra relación con la tierra, con el medio ambiente, esperemos que hacia una sociedad más concienciada. También revolucionará a nivel territorial, cambiando el paisaje del mapa político de algunos países, o al menos creando conflictos por ese tema.

A nivel personal, va a cambiar el concepto sobre lo que significa poseer algo. Se extenderá el comercio en línea y la compra de infoproductos. Así como con Urano en Aries cada persona ha acabado teniendo su perfil en línea, con Urano en Tauro poseeremos dominios, negocios y productos que no serán tangibles.

Otro evento importante del mes es Venus entrando a Acuario el día 1 de marzo. Venus rige a las mujeres y a las relaciones. Si durante esta retrogradación sientes que tienes que soltar tu pasado, o si estás en una situación de superación de alguna pareja, entonces este tránsito es perfecto porque te impulsa a una liberación real. Venus en el signo del cielo nos muestra precisamente la inmensidad del universo y las oportunidades que tenemos. También nos puede volver innovadores en el terreno de la pareja, abriéndonos los ojos al hecho de que la misma rutina de siempre es aburrida. Es ideal para comenzar nuevas actividades tanto en solitario como con tu pareja y para conocer personas que tengan las mismas aficiones.

Al suceder el tránsito de Venus en Acuario en el mes en el que el sol está en Piscis, puede que perdamos esa oportunidad de relacionarnos con personas diferentes por estar encerrados en el pasado, en el dolor que sufrimos anteriormente. Eso nos crea desconfianza y levanta un muro entre nosotros y las personas nuevas que puedan llegar. Aunque el sol en Piscis haga que sintamos pereza por lo social y no nos apetezca relacionarnos, este mes merece la pena hacer el esfuerzo.

Lee esto: ¿Está tu pasado arruinando tu futuro?

El día 20, el sol entrará a Aries. Y el 21 será la luna llena de este mes, en el signo de libra. Sobre la luna llena en Libra seguro que habrá artículos en esta página que la traten en profundidad, pero es un momento para comprender cómo nos relacionamos con los demás. También para descubrir cosas acerca de la pareja.

Por último, el día 31, Marte entrará a Géminis. Este tránsito se hará efectivo durante el mes de abril. Supondrá un cambio de enfoque, de una búsqueda de la estabilidad a una búsqueda de lo que nos estimula mentalmente. Las fuentes de motivación y de inspiración cambiarán.

—Por Irene Cano

Irene Cano es una astróloga profesional viviendo en la ciudad de Sevilla, España.