La gran conjunción Saturno-Plutón—transformando estructuras para el 2020

Por Maria Sasia Medrano

Sábado, 1 de Junio de 2019

La gran conjunción Saturno-Plutón—transformando estructuras para el 2020

Los tránsitos planetarios crean el clima astrológico; por ello, es importante poder percibir cómo nos impacta en lo personal cada tránsito astrológico de adentro hacia fuera, subjetivamente: poder pensar la potencialidad del tránsito y cómo nos sentimos con el mismo y quizá así poder tomar dimensión de su magnitud. Después de todo, lo que pasa en el cielo no nos impacta a todos por igual.

Capricornio es el signo que representa todo lo que tiene que ver con la forma, grandes y esenciales estructuras que nos sostienen y edifican pero que no siempre vemos o de las que posiblemente no seamos consientes. La ley, el orden, el ‘padre’ o la autoridad son temas de este signo. Aunque no es un tema muy divertido, es interesante reflexionar que la estructura es necesaria no solo para llevar una vida ordenada, es también necesaria para que nuestro espíritu vuele. Ya que, para sentirnos libres, primero tenemos que partir de un piso y una base. El otro lado de la moneda también sucede cuando con tal de ser “adultos responsables”, terminamos reproduciendo esquemas que no son nada naturales o que quizá son heredados y que tienen más que ver con las costumbres y la época de nuestros abuelos que con nuestras posibilidades actuales.

También lee: Los tres pasos para crear círculos virtuosos

Cuando hay tránsitos en el terrenal y trabajador Capricornio es importante que pensemos sobre el hacer, las tareas, los mandatos y la responsabilidad. Pero, ¿tiene sentido ser responsable y obediente con algo que vaya por fuera de nuestro deseo? No lo creo. Ser serios y responsables no es hacer lo que corresponde si no estamos yendo por el camino de nuestro deseo. Entonces, para no acabar construyendo castillos de arena ilusorios, las dos tareas son cuestionar nuestro actual camino y deconstruirlo si es necesario. Así podemos comenzar a reconstruir algo que sea más propio, genuino, personal, colectivo y solidario.

Capricornio representa la forma, la estructura, los fríos cimientos del edificio que albergan las instituciones, las organizaciones y la familia. Es el esqueleto que edifica y que no vemos pero que es fijo, inmóvil, impoluto, como si nada le pasara o sucediera. Capricornio marca lo que es concreto, es el signo de la ley que trasciende hombres, mujeres, milenios, e historia. Y es realmente un hueso duro de roer.

La conjunción Saturno-Plutón en este signo es el jabón alquímico para esa forma fija. Es el corrosivo que agrieta y que requiere paciencia y ojos sabios para ver salir lentamente los gusanos de la putrefacción. Esta conjunción es un aspecto de mucha potencia que propone realmente un antes y un después. Desde el 2008 que Plutón ha estado en Capricornio, ha estado transformando viejas estructuras obsoletas que nos sostenían, pero de las que ya vimos y entendimos que prescindimos, invitándonos a que soltemos creencias relativas a la organización en muchos macro sentidos. En el 2019, Saturno en Capricornio viene a organizar esta tierra arrasada para que hagamos algo nuevo y diferente con ella. Juntos, son una bomba transformadora.

También lee: Utilizando Urano en Tauro para revolucionar la tierra

Ahora… me pregunto y nos pregunto: ¿Qué vamos a hacer?

¿Vamos a seguir construyendo las mismas formas si ya sabemos que no funcionan para nosotros?

Quizá una pista para orientarnos y pensar cómo darle sentido a todo esto sea analizar—con humildad y presencia—la zona Capricornio de nuestra carta natal y ver en qué área o áreas de nuestra vida hay cosas que definitivamente deben irse. Allí, no tendrá sentido resistirse, sino más bien encarar un proceso de profundización en donde asumamos nuestras sombras y dejemos morir aquello que definitivamente no nos queda.

En cuanto al orden mundial y la astrología mundana, este tránsito propone un antes y un después en lo que a estructuras y organización se refiere. Socialmente podemos esperar evidencias concretas de formas que exponen sus limites y bordes con claridad.

La conjunción Saturno-Plutón se perfeccionará a principios del 2020, pero de cualquier modo ya esta en funcionamiento y operando—y todo el año 2019 es la antesala a las formas nuevas que seguramente se visualicen mas adelante, cuando finalmente pase el necesario temblor para sacudirnos y despertarnos hacia una nueva vida.

 

Maria Sasia Medrano es una astróloga, socióloga y tarotista que trabaja en Buenos Aires ofreciendo consultas personales, cursos, talleres y workshops. 

-Arte por Mohamed Sobeha